Informaciones trabajo de temporada

TRABAJADORES Y TRABAJADORAS AGRÍCOLAS DE TEMPORADA

Inspirado en tríptico de la DT disponible en http://www.dt.gob.cl/documentacion/1612/article-94028.html

El TRABAJADOR o LA TRABAJADORA AGRÍCOLA DE TEMPORADA es quien desempeña faenas transitorias o de temporada en actividades de cultivo de la tierra, comerciales o industriales derivadas de la agricultura, y en aserraderos y plantas de explotación de maderas y otras afines.

CONTRATO DE TRABAJO

Todo trabajador y toda trabajadora de temporada tiene derecho a un contrato de trabajo escrito. No importa en qué trabaje, cómo le paguen o cuánto dure la faena, siempre será obligatorio que tenga contrato de trabajo.

 

  • Es una constancia de las funciones, jornada, remuneración y el tiempo en que prestará sus servicios.
  • Sólo puede ser modificado por acuerdo del trabajador o trabajadora y empleador o empleadora.
  • Deberá escriturarse en cuatro ejemplares, quedando uno en poder del trabajador o trabajadora, dentro de los 5 días siguientes a su incorporación. Cuando la duración del contrato sea superior a 28 días, el empleador o empleadora deberá enviar una copia a la Inspección del Trabajo, dentro de los 5 días siguientes a su escrituración. 

 

 

Al tener contrato usted podrá:

  • Asegurar previsión y atención de salud en caso de enfermedad, embarazo, accidente del trabajo, incluyendo los accidentes de trayecto de ida y de regreso entre el lugar del trabajo y el de la habitación, y enfermedad profesional, para lo cual el empleador(a) ha debido descontar de la remuneración del trabajador(a) la cotización para salud, y pagar de su cargo las cotizaciones de accidentes y enfermedades laborales, sin perjuicio de las demás cotizaciones que haya descontado para ingresar a la APF o INP.
  • Incorporación automática al Seguro de Cesantía, que beneficia a todos los trabajadores(as) con contrato de plazo fijo o de faena transitoria o de temporada. El empleador(a), para estos efectos, tiene la obligación de cotizar de su cargo un 3% de la remuneración imponible.

JORNADA DE TRABAJO

  • Los temporeros(as) sólo pueden laborar un máximo de 45 horas en la semana como jornada ordinaria. Se puede trabajar menos, pero no más.
  • Las 45 horas semanales se pueden distribuir en un máximo de 6 días y un mínimo de 5, pudiendo laborar un máximo de 10 horas ordinarias por día.
  • Si su contrato es por jornada ordinaria a tiempo parcial, no podrá exceder de 30 horas semanales.
  • Si por razones climáticas no se pudiese realizar labores el temporero(a) tendrá derecho al total de la remuneración en dinero y regalías, siempre que no hayan faltado injustificadamente el día anterior. En tales casos, el trabajador(a) deberá realizar las labores agrícolas compatibles con las condiciones climáticas que le encomiende el empleador(a), aunque no sean las convenidas en el respectivo contrato.

 

HORAS EXTRAORDINARIAS

  • Sólo puede pactarse un máximo de 2 horas extraordinarias por día. Podrán acordarse para atender necesidades o situaciones temporales de la empresa. Esto debe quedar por escrito y no podrá exceder de 3 meses, pudiendo ser renovado por las partes.
  • Las horas extraordinarias se pagan a quienes tienen sueldo fijo por hora, día, semana o mes, con un 50% de recargo mínimo. Quienes tengan un sueldo inferior al ingreso mínimo mensual o perciban sólo tratos u otras remuneraciones exclusivamente variables, las horas extraordinarias deben pagarse con el 50% de recargo sobre el monto del Ingreso Mínimo mensual.

 

DESCANSOS Y FESTIVOS

  • Los trabajadores(as) tienen derecho a un tiempo para su colación que no puede ser menor a media hora diaria. Este tiempo no se considera trabajado.
  • Los días domingos y festivos serán de descanso. Sin embargo, las labores agrícolas de riego y las de siembra o cosecha pueden distribuir la jornada de trabajo en un máximo de 6 días, incluyendo los domingos o festivos. A quienes participen en dichas actividades, se les deberá otorgar un día de descanso a la semana en compensación a las labores realizadas en domingo y otro por cada día festivo trabajado. No obstante, al menos 2 de estos días de descanso compensatorio en el respectivo mes calendario deberán otorgarse en día domingo. Esto último no se aplica a los trabajadores(as) contratados por 30 días o menos y a aquellos cuya jornada no sea superior a 20 horas semanales o que hayan sido contratados exclusivamente para trabajar los días sábados, domingos y festivos.

 

REMUNERACIONES

  • El empleador(a) no puede pactar una suma inferior al ingreso mínimo mensual, a excepción de los menores entre 15 y 18 años que tengan autorización de su representante legal o de aquellas personas a contratos de aprendizaje.
  • La remuneración debe pagarse como se acordó; al día, semana, quincena o mes. Jamás podrá pasar de un mes.
  • Los temporeros(as) que tienen sueldo por día o que trabajan a trato, tienen derecho al pago de los domingos y festivos, o del día de descanso compensatorio de éstos. Dichos días de descanso se pagan dividiendo la totalidad de lo ganado en la semana por el número de días que legalmente les correspondía trabajar.
  • En caso de existir saldos de remuneraciones no pagadas, el empleador(a) deberá depositarlos, dentro de 60 días contados desde él termino de los servicios, en la cuenta de la AFP del seguro de desempleo del trabajador(a), salvo que el trabajador(a) disponga por escrito otra forma de pago. Estas cantidades depositadas serán de libre disposición del trabajador(a). El dueño(a) de la obra o faena responderá por estos depósitos subsidiariamente por el contratista que no los efectúe.

El empleador(a) no puede descontar del sueldo del trabajador(a) herramientas perdidas o producción dañada, salvo que exista sentencia judicial que lo autorice.

DERECHOS DE LOS TEMPOREROS(AS)

Derecho a Alojamiento: El empleador(a) debe dar alojamiento higiénico y adecuado, si no es posible obtenerlo en un lugar que les permita llegar a su trabajo.

Derecho a Comedor: El empleador(a) debe tener un lugar higiénico y de fácil acceso donde los trabajadores(as) puedan mantener, preparar y consumir su comida. Si por la distancia o dificultades de transporte no es posible que el temporero(a) compre sus alimentos, el empleador(a) tiene que dárselos.

Derecho a Movilización Segura: Si entre el lugar de trabajo y el lugar de alojamiento hay 3 o más kilómetros y no existe locomoción colectiva, el empleador(a) debe proporcionar la movilización necesaria. Sólo se puede transportar pasajeros sentados.

Fuero Maternal: Rige durante el embarazo y hasta un año después de terminado el descanso maternal posnatal. Durante ese tiempo la temporera no puede ser despedida. Si el contrato es por obra o faena determinada o de temporada, o a plazo fijo, el empleador(a) debe solicitar el desafuero al Tribunal competente, antes de la fecha de término del contrato.

Derecho a Sala Cuna: Donde trabajen 20 o más temporeras el empleador debe disponer de sala cuna para los hijos menores de 2 años o pagar los gastos de una sala cuna autorizada que elija la trabajadora. Los empleadores(as) cuyos predios o recintos de empaque se encuentren dentro de una misma comuna, podrán habilitar durante la temporada servicios de sala cuna comunes.

Higiene y Seguridad: El empleador(a) deberá entregar gratuitamente los implementos necesarios para prevenir accidentes y enfermedades del trabajo, afiliando a los trabajadores(as) a una mutual o INP (ley 16.744). Asimismo debe mantener y proporcionar agua potable para el consumo de sus trabajadores(as).

Cada uno de estos derechos no podrán cobrarse ni descontarse a los trabajadores(as). Son de costo del empleador(a)